¿Cómo aplicar una leche limpiadora facial?

De Sin Parabenos . Publicado en Consejos de Belleza

Aloe Vera

La limpieza del rostro es tan importante como la de cualquier otra parte de nuestro cuerpo. Debemos incluir esta práctica en nuestro día a día, aunque a veces parezca que requiere un esfuerzo extra.

Cuando estamos dormidos, los tejidos de la piel de la cara se regeneran y van desprendiéndose de las células muertas.

Si la contaminación ambiental que hemos acumulado durante el día no se limpia adecuadamente, la piel no podrá hacer su trabajo de limpieza natural.

Es siempre conveniente lavarse la cara con un gel limpiador neutro antes de irse a dormir para limpiar la contaminación ambiental y lavarse la cara a diario al levantarse para eliminar  los restos de suciedad que se acumulan en los poros durante la noche. Es muy importante limpiarse la cara una o dos veces al día. Más de dos veces no es recomendable.

La hidratación es muy importante, pero es igual o más importante invertir en una leche limpiadora, ya que para que el tratamiento hidratante realmente funcione, nuestra dermis tiene que estar libre de las impurezas y células muertas.

La leche desmaquilladora es el producto más utilizado para limpiar la cara y debe estar siempre en nuestros neceseres. Debemos tener en cuanta nuestro tipo de piel al elegir el producto:

Para pieles secas y/o sensibles deben utilizar una leche limpiadora para que les ayude a evitar la irritación. Para estas pieles se recomiendan las cremas limpiadoras, leches o emulsiones.

Para las pieles mixtas, grasas, si el limpiador tiene una fórmula antibacteriana les beneficiará porque ayudará a controlar los granos. Para estas pieles se recomiendan limpiadoras o cremas reguladoras y geles jabonosos y espumosos.

Uso Tópico:

Primer paso: Aplicar la leche en los siguientes puntos clave del rostro que son mentón, nariz, pómulos y frente. Masajear muy suavemente y siempre con movimientos circulares. Con estos movimientos estimularemos la circulación sanguínea y se fortalecerán los tejidos superficiales.

Segundo paso: Eliminar la suciedad. Lo mejor para retirar la leche limpiadora es utilizar una esponja facial, previamente humedecida en agua tibia. Repetir la operación hasta conseguir una total limpieza.

Tercer paso: Aplicar un tónico para eliminar las células muertas, además es un complemento esencial para evitar que pequeñas partículas de grasa puedan quedar aprisionadas en los poros.

Cuarto paso: Por último, aplicaremos una buena crema hidratante.

 

Ver nuestros productos leche limpiadora facial

Tags: ,

Trackback from your site.

Leave a comment

Sinparabenos.com 2014